y más en las redes...
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

ESCRÍBEME

PUEDES ESCRÍBEME EN

©2016 BY JULIANSANZ TEAM. 

Visualiza una RAAM

6 Jan 2014

 Mi idea de la RAAM o de cualquier competición de larga distancia (sobre todo para estar tranquilo antes de esta) es que la RAAM es una continuación de la mi día a día, la RAAM no empieza y lo más importante es que nunca terminará... Partiendo de esta idea, mi estado se tranquiliza, ya que la inmersión en la carrera no debe suponer cambio alguno, también significa que no tengo que preocuparme en empezar cansado o descansado, simplemente comenzará la prueba en un estado físico adecuado, "como cualquier otro día".

Este es el pensamiento en el que me empapo, sobre todo cuanto más se acerca la carrera.

El día 1 de junio veo que tengo ya todo listo, las bicis en las cajas, las maletas, la cita con el resto del equipo y todo organizado para subir al aeropuerto, billetes, pasaporte y documentación de hoteles y alquileres.

Espero mantener en el avión una posición correcta, manteniendo firme la zona abdominal mientras esté sentado para no cargar las lumbares durante el tiempo sentado, levantarme cada cierto tiempo y llevando en una mochila comida para el vuelo y los suplementos, así como unas medias de compresión para mejorar la circulación de las piernas.

Cuando sobre vuelo ya tierras de Estados Unidos, trato de distinguir las largas rectas y simplemente me sitúo en ellas, y me visualizo en un desplazamineto fácil.

Llegar a Los Angeles, pasar sin ploblemas por el control policial, sin esperar demasiado, pero sin deseos de querer pasar rápido para no generar nervios, siempre deseas llegar pronto al hotel, pero quedará aún retirar el vehículo alquilado, atravesar Los Angeles, circular lentamente por una autopista de 5 carriles por los continuos atascos y por fín llegar a nuestro hotel, siempre el mismo, el Ramada de Oceanside, donde ya hemos hecho amistades.

Tendremos que organizar las maletas y sobre todo sacar las bicis de las cajas, montarlas y tenerlas listas para al día siguiente poder rodar cómodo unas cuantas horas.

En el hotel no hay servicio de comida, solo de desayuno a base de cereales, leche, fruta y Gofres. El problema de las comidas estos días, es que aún no tenemos la autocaravana, donde podemos cocinar, pasarán 3 días hasta que la retiramos, lo que significa que tenemos que acudir a restaurantes cerca del hotel: Un chino que por 5$ puedes comer toda la cantidad que quieras, tienen de todo, verduras, carne, pasta... es el que más frecuentamos el pasado año. Hay tambien un supermercado mexicano donde tienen comida para llevar, lo más común, pollo asado, verduras, ensaladillas y cosas picantes... ;-) y en el super hay de todo, de todo igual que aquí.. También hay un restaurante mexicano, donde no hemos entrado nunca. Y por último, en cada esquina camino de la playa 2Km, hamburguesas típicas donde una big es una big!!, perritos calientes, polis comiendo donuts..etc.

Por mi parte los días en Oceanside son tranquilos, entrenar por la mañana o por la tarde, masaje, estar con el equipo viendo como van organizando todas las compras, el montaje de los vehículos, etc... Trato de estar lo más tranquilo posible. Aquí siempre hay dudas en cómo es la mejor forma de afrontar los días previos.. hay quien dice que deja de dormir días antes para ir haciendo al cuerpo a la ausencia del sueño.. otros todo lo contrario.. unos dicen que es mejor hacer alguna salida larga en bici antes del día de salida y otros que hacen entrenos cortos.. Mis preferencias son las de dormir normal y hacer entrenamientos regulares, alguno largo tres días antes. Al entrenar trato de tomar la medida a la intensidad real de carrera, ya que tengo que centrarme y conseguir no ir demasiado fuerte los primeros días, además me ordena el día a día y me permite dormir mejor.

En cuanto a las comidas la semana antes de la salida, trato de no volver a cometer el error de consumir demasiados hidratos y seguir con las pautas que llevo durante estos meses atrás. Una vez que la autocaravana y el resto del equipo están en Ocenaside, se pueden hacer comidas más elaboradas. Aida es nuestra cocinera y ha hablado con Rafa semanas antes para dar ideas de recetas para mi nutrición, antes y durante la carrera, así que vamos elaborándolas y haciendo las compras necesarias para tener materia prima.

Los primeros días de carrera son muy rápidos para el equipo de apoyo, hay menos tiempo para hacer cosas y será importante hacer parte de las comidas a utilizar en carrera antes de la salida, congelarlas en el arcón del hotel y luego repartirlas entre los frigoríficos de la autocaravana y del vehículo de apoyo.

El tema de la suplementación (imagino algo para retrasar el sueño, para las digestiones, para los dolores e inflamaciones) se organiza en el vehículo de apoyo, en uno de los cajones se ordenan todos ellos para que la persona que va detrás los tenga a mano, así como una plantilla donde se representan las entregas previstas de comida (sólida, líquida y suplementos) así como las realizadas, de este modo cuando se realiza el cambio de turno, todo el mundo sabrá que es lo que toca suministrar.

El día antes de la salida, siempre suele sucedernos algo, pero este año minimizaremos riesgos y todo el equipo permanecerá en el hotel, para estar más tranquilos.

Los días antes y sobre todo el día antes cuesta conciliar el sueño por que sobre vuelan demasiados pensamientos, pero estoy tranquilo, de todos modos, el sueño se apartará de mis hábitos diarios durante unos cuantos días y uno más no importa mucho (técnica para estar tranquilo).

Es el día de la salida, todo está organizado, el vehículo de apoyo está en el parking de salida y la autocaravana fuera, yo trato de estar tranquilo, seguro de mi pedalada, lugar donde me tendré que refugiar cuando el cuerpo duela y el sueño ataque.

Se inicia la competición, todos estamos en carrera y tengo que mentalizarme en no superar intensidades altas en ningún momento, que me pasen no es problema a estas alturas de carrera... parece mentira, pero todo el mundo sale como si la prueba terminara en 5 horas, incluido yo, pero este año no será como otros, tengo la cabeza más serena y no me importará estar en un puesto que no me corresponde, se que Kansas está en el cuarto día y es aquí donde quiero estar fuerte, solo hay que tener paciencia.

Durante el primer día ruedo tranquilo, tratando de ver desde "arriba" la carrera, mi cuerpo está ágil, un estómago estable, buenas sensaciones, pero logro no lo exprimo, ni física ni mentalmente, soy paciente.

Cuando llega el desierto, tengo que permanecer más tiempo rodando acoplado, con una pedalada firme y no fatigante, la alimentación me está permitiendo que mi tripa no se hinche con digestiones que se realizan a la perfección a pesar de estar sobre la bici más de 22 horas seguidas, asimilo perfectamente la bebida siendo esta refrescante sin sabores fuertes a sales comerciales y una comida que me hace rendir y sentirme bien ya que varían los sabores y las texturas. Logro hacer de vientre regularmente, dos veces al día y la orina es de color adecuado ya que en las dos paradas que he realizado para dormir me han suministrado suero durante el tiempo que he parado a dormir.

También estaremos atentos a realizar los análisis para el posterior estudio, las muestras se van guardando en una nevera instalada en la autocaravana y una vez llegados a Annapolis se enviará por mensajería.

La estrategia de paradas será sencilla, trataré de rodar todo el tiempo posible el primer día hasta hacer la primera parada (objetivo 30 horas) La parada tiene que ser tranquila, no como otros años en los que trataba de hacer todo rápido, comer, dormir, vestirme... no este año no, este año entro en la autocaravana, invierto el tiempo necesario para comer tranquilo, asearme y dormir sin sensación de que todo esto es una pérdida de tiempo. La comida que podría ser en la parada para dormir, sería un puré o un caldo, unas lentejas y algún hidrato tipo arroz con leche.., al despertar del descanso, las galletas o algo calentito.. (aqui me gustaría pedirte una opinión más acertada yo no lo tengo muy claro)

Para guardar las pautas de tiempos tengo una idea (2 canciones para comer, 2 para asearme y tranquilidad para dormir).

La alimentación en ruta, además de las bolsitas de hidratos, huevos duros, bolsitas de frutos secos sobre todo en los amaneceres, para masticar y estar más despierto.. el alimento líquido, puede ser un producto muy utilizado por los corredores de la RAAM como es el Ensure Plus y completar todo con Maltodextrina disuelto en un vasito cada hora con zumo y suministrar también glutamina. Anexo foto de la plantilla ejemplo que utilizó el esloveno Jure Robic.

A partir del segundo día, se parará cada 24 horas coincidiendo con el amanecer y quizás a partir del 5 días sea necesario hacer algún día una parada extra o una más prolongada según lo decida el jefe de equipo y no yo, ya que a estas alturas de carrera no tengo ya una percepción clara de la realidad de mi rendimiento y es importante ya seguir las decisiones de los jefes de equipo.

Necesito que las mejores cosas me sucedan cuando estoy sobre la bici, la mejor comida, la mejor música, los mejores mensajes, las mejores llamadas con mis hermanas, mis padres, amigos que están en la distancia, para ello será importante instalar un auricular y micrófono de calidad en el casco, que no me moleste.

Con el paso de los días, en la boca no me han salido llagas, las comisuras de los labios no se han abierto y la lengua no me duele, los labios no se han inflamado, he cuidado la garganta con un pañuelo durante el desierto y he mantenido una higiene bucal y la selección de alimentos me permite seguir comiendo sin que la boca tenga heridas.

Las paradas son efectivas y por ello no demando al equipo pequeñas paradas no planificadas, en las paradas el sueño de una hora es reparador y al despertar siento que todo está ok, una suplementación para el sueño y otra para alargar el tiempo activo lo permiten, lo que se une a un gran estado de forma a una pedalada correcta y a que al inicio de la carrera no he agotado todos los cartuchos, aunque al cerrar los ojos, es complicado parar las imágenes que se han quedado en la retina durante las horas sobre la bici.

Las manos y los pies se han empezado a inflamar y las heridas en la entrepierna han empezado a aparecer, pero se solucionan con una buena elección en la crema que aplico regularmente. Cada día que pasa es una victoria, ya que el cuerpo se está adaptando a esta dinámica de sueño, alimentación, hidratación y ritmos, a estas alturas de carrera lo más importante es mantener estas pautas y ser regular, sentir que el cuerpo ya ha entrado en esta nueva "vida" es como ver una nueva realidad y entonces tienes la certeza de que esa parte de victoria está algo más cerca, la certeza de finalizar la prueba. Es entonces cuando las referencias con otros corredores empiezan a tener importancia, ya que es cuando puedes ver mas claras tus posibilidades, un puesto u otro, pero eso ya forma parte del destino, porque variar algo de la rutina (eliminar tiempo de sueño, aumentar el ritmo) son riesgos que pueden dar al traste con todo el trabajo anterior.

Si la elección en la alimentación, ritmos, suplementos, organización del equipo, motivación y claro, la preparación y entrenamientos de estos meses atrás han sido los acertados, podremos luchar por un puesto importante.

Los últimos kilómetros se hacen disfrutando, atravesando Maryland, verde, con carreteras similares a las que se ven por Vizcaya y eso es como estar ya por casa. Llegamos a Annapolis, y sin perder la tradición, hay que tirarse al agua en el puerto donde se instala la llegada.

Iremos al hotel en breve, es un momento curioso, ya que supone poder tumbarme en una cama y poder estar en ella el tiempo necesario para recuperar, ahora cerrar los ojos, pero las imágenes bombardean y dormir es difícil, los dolores no dejan mantener una buena postura. Aunque parezca mentira este es el mejor momento, tener el cuerpo fundido es lo mejor que puede pasar, así es como quería estar, otra sensación no sería bueno.

Logro dormir a ratos, el cuerpo se está recuperando y puedo comer algún capricho que otro...

El equipo tiene una dura tarea, después de la fatiga que acarrea la competición, ahora hay que recoger todo en un par de días para luego desplazarnos a NewYork y desde aquí volver a Bilbao, el viaje de regreso no se hace nada largo, ya no hay tensiones, ya es todo pausa y tranquilidad, volver a casa y ver como el cuerpo según avanzan los días empieza a sumergirse en una profunda fatiga, serán unas cuantas semanas difíciles, para volver a ordenar el sueño, la comida, ver como evolucionan los pies, las manos y tener paciencia ya que no solo está fastidiado lo de fuera ya que por dentro esa profunda fatiga durará.

Será necesario realizar análisis y ver las secuelas para que todo esté bajo control.

Etiqueta:

Compartir Facebook
Compartir Twitter
Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now